jueves, 8 diciembre 2022
23.4 C
Tegucigalpa
Inicio VARIOS Cambio climático: principal factor para fortalecer huracanes y tormentas tropicales

Cambio climático: principal factor para fortalecer huracanes y tormentas tropicales

Las recientes tormentas tropicales y huracanes han sido fenómenos totalmente devastadores.

Científicos señalan que el calentamiento hace que los huracanes sean más destructores ya que las temperaturas más altas del agua conducen al aumento del nivel del mar, lo que eleva las inundaciones por marejadas ciclónicas. El aire más cálido también contiene más vapor de agua atmosférico, lo que permite que las tormentas tropicales se fortalezcan y desaten más precipitaciones.

¿Porqué las tormentas se están volviendo mucho más fuertes, más húmedas y más lentas?

Según los expertos, a medida que aumenta la humedad cálida, libera energía, formando tormentas eléctricas. A medida que se crean más tormentas eléctricas, los vientos giran en espiral hacia arriba y hacia afuera, creando un vórtice. Las nubes se forman en la atmósfera superior a medida que el aire cálido se condensa.

A medida que los vientos se agitan, se forma un área de baja presión sobre la superficie del océano. En este punto, los huracanes necesitan una cizalladura baja del viento, o una falta de viento predominante, para formar la forma ciclónica asociada con un huracán.

Los ciclones comienzan como depresiones tropicales, con velocidades sostenidas del viento por debajo de 39 mph. A medida que los vientos se levantan y pasan ese umbral, el ciclón se convierte en una tormenta tropical. Una vez que la velocidad del viento alcanza las 74 mph, la tormenta se considera un huracán de categoría 1 en la escala Saffir-Simpson.

Los huracanes usan agua tibia como combustible, por lo que una vez que un huracán se mueve sobre aguas más frías o tierra firme, generalmente se debilita y se disipa.

Sin embargo, debido a que el cambio climático está causando que las temperaturas del océano y el aire aumenten, los huracanes se están volviendo más húmedos y lentos. En los últimos 70 años más o menos, la velocidad de los huracanes y las tormentas tropicales se ha desacelerado alrededor del 10% en promedio, según un estudio de 2018.

Un ritmo de movimiento más lento le da a una tormenta más tiempo para azotar un área con vientos poderosos y lluvia de descarga, lo que puede exacerbar los problemas de inundación. Por lo tanto, sus efectos pueden terminar sintiéndose más intensos.

Eso también puede significar que las tormentas pueden intensificarse y convertirse en huracanes poderosos en un lapso de tiempo más corto.

- Publicidad -


© 2022 - HCH Televisión Digital - Noticias de Honduras y el Mundo. Anillo Periférico, Complejo Empresarial Tegucigalpa, Honduras, C.A. Tel: (504) 2235-3245 / 2235-3246 / 2235-4875 / 2235-4876 LLÁMENOS GRATIS DESDE EE.UU: 3052801682 y 3052801735

Noticias Relacionadas

TOP 5