miércoles, 17 agosto 2022
19.1 C
Tegucigalpa
Inicio CURIOSIDADES FOTOS | “Merezco respeto”: Hombre que nació sin mandíbula encontró apoyo en...

FOTOS | “Merezco respeto”: Hombre que nació sin mandíbula encontró apoyo en su esposa luego de años de acos0

“Entiendo que soy diferente y que algunas personas pensarán que soy feo y no me aceptarán, pero sigo siendo una persona que tiene corazón, sentimientos y cerebro”, dijo Joseph Williams.

En el mundo existen todo tipo de personas y ninguna es igual a otra. Sin embargo, hay quienes tienen notables diferencias que los hacen resaltar por encima del resto, como lo puede ser una característica física. Ser de esta forma no debería ser razón para recibir odio o acoso.

Sin embargo, muchos que cuentan con particularidades en su cuerpo que los hace ser mucho más diferente a otros suelen ser víctimas de bullying. Así es el caso de Joseph Williams, un hombre de ahora 41 años, originario de Chicago, quien nació sin mandíbula.

Joseph Williams

Debido a esta condición en su rostro llamada síndrome otofacial, Joseph no cuenta con quijada, por lo cual su cara se estira hasta su cuello directamente. Esto lo hizo ser víctima de acoso durante toda su vida, además de tener la dificultad de no poder comer ni hablar.

Durante mucho tiempo eso lo ha hecho tener graves problemas de autoestima, pero por fortuna llegó a un punto en su vida en el que no le importan los comentarios de otras personas, en parte gracias al apoyo que recibe de su actual esposa, Vania, de 39 años de edad, a quien conoció en 2019.

“Nacer sin mandíbula fue un shock para mi madre biológica. Yo era un gemelo, pero el otro bebé falleció antes de que nacieramos. Cuando tenía solo un par de días, me llevaron de Illinois, donde nací, a Chicago, para múltiples cirugías”, relató Joseph, según reseñó Daily Mail.

Joseph Williams

“Tuve un injerto de hueso y piel cuando intentaron construirme una mandíbula, pero a medida que crecía, mi cuerpo lo rechazó y no tuvo éxito. Y también me dieron en adopción, lo que me llevó a conocer a mi familia adoptiva. Crecer fue duro y nacer así me ha causado muchos problemas, pero he tratado de que no me afecte”, agregó.

Además de los asuntos emocionales y psicológicos con los que le toca lidiar, también tiene grandes limitaciones físicas. “No puedo comer, hablar o incluso respirar correctamente. Tengo un tubo en el estómago en el que puedo colocar comida licuada, pero esto significa que nunca he probado comida”, explicó.

“Tengo un tubo en el cuello, llamado tráquea, que me ayuda a respirar. Y me enseñaron el lenguaje de señas cuando tenía 2 años, para ayudarme a comunicarme. Sin embargo, desde entonces también he encontrado otras formas de ayudarme a comunicarme, como tomar notas y escribir en mi teléfono”, detalló.

Joseph Williams

El acoso que sufrió durante gran parte de su vida lo llevó a tener pensamientos sumamente negativos, con los que le costó luchar. “Entiendo que soy diferente y que algunas personas pensarán que soy feo y no me aceptarán, pero sigo siendo una persona que tiene corazón, sentimientos y cerebro”, expresó.

“Debería ser tratado con respeto, como cualquier otra persona. Prefiero que la gente se me acerque y me haga preguntas, en lugar de mirarme o señalarme“, agregó.

Joseph Williams

Respecto a su actual relación, confesó que empezó como una amistad pero luego se enamoraron. “Nos casamos en 2020. Estoy seguro de que la gente nunca hubiera esperado que me casara. Para ser honesto, yo tampoco pensé que lo haría.

Joseph Williams

Mientras, sobre sus aspiraciones quiere triunfar en el mundo de la música, porque siente que así se puede comunicarse correctamente. “Mi sueño es convertirme en DJ algún día. A veces puedo tener problemas para comunicarme, pero la música es una forma de expresarme“, manifestó.



© 2022 - HCH Televisión Digital - Noticias de Honduras y el Mundo. Anillo Periférico, Complejo Empresarial Tegucigalpa, Honduras, C.A. Tel: (504) 2235-3245 / 2235-3246 / 2235-4875 / 2235-4876 LLÁMENOS GRATIS DESDE EE.UU: 3052801682 y 3052801735

Noticias Relacionadas

TOP 5