sábado, 28 mayo 2022
20.3 C
Tegucigalpa
Inicio INSÓLITAS El fósil de una cría de dinosaurio metida en su huevo, ofrece...

El fósil de una cría de dinosaurio metida en su huevo, ofrece nuevas pistas evolutivas

El hallazgo de un embrión de ovirraptoraurio fosilizado justo antes de salir del huevo permite a los investigadores estudiar su postura prenatal, que resulta ser sorprendentemente parecida a la de las aves actuales. El fósil, apodado ‘Bebé Yinglian’, es uno de los ejemplares de embrión de terópodo mejor conservado que se han encontrado.

Desde hace tiempo se sabe que las aves modernas son descendientes directas de los dinosaurios. Ahora, un nuevo análisis de un embrión de dinosaurio fosilizado ha puesto de manifiesto esa relación prehistórica de forma especialmente nítida.

En el año 2000, el Sr. Liang Liu, director de la empresa china de minería y venta de piedras Yingliang Group, adquirió un supuesto fósil de huevo de dinosaurio. En la década de 2010, cuando se estaba construyendo el Museo de Historia Natural de la Piedra de la empresa, el fósil fue redescubierto. Entonces se reveló el asombroso embrión fósil completo que había en su interior.

Conocido como “Bebé Yinglang”, el embrión de entre 72 y 66 millones de años fue encontrado en rocas que datan del período Cretácico Superior, en la región de Ganzhou, al sur de China. Por su cráneo profundo y desdentado, se determinó que se trataba de un oviraptorosaurio, que probablemente era una familia de dinosaurios emplumados omnívoros.

El huevo en sí mide aproximadamente 17 cm de largo, mientras que el cuerpo enroscado del embrión se estima que mide 27 cm de largo si se tira de él en línea recta… y la forma en que se enrosca es el tema de la nueva investigación.

En un estudio internacional dirigido por la Universidad británica de Birmingham y la Universidad China de Geociencias, se descubrió que la postura del embrión es muy similar al comportamiento de “remetimiento” activado por el sistema nervioso central de los embriones de aves modernas.

Más concretamente, el oviraptorosaurio tenía la cabeza metida hacia abajo, las patas plegadas a ambos lados del cuerpo y la espalda arqueada para seguir la curva del extremo romo del huevo. Esta orientación nunca se había observado en un embrión de dinosaurio no aviar. En las aves, sin embargo, se ha comprobado que esa postura comúnmente adoptada aumenta en gran medida las posibilidades de éxito de la eclosión; una eclosión infructuosa suele provocar la muerte.



© 2022 - HCH Televisión Digital - Noticias de Honduras y el Mundo. Anillo Periférico, Complejo Empresarial Tegucigalpa, Honduras, C.A. Tel: (504) 2235-3245 / 2235-3246 / 2235-4875 / 2235-4876 LLÁMENOS GRATIS DESDE EE.UU: 3052801682 y 3052801735

Noticias Relacionadas

TOP 5